Reglas de Ábaco

Reglas del juego Ábaco

Cómo jugar al Ábaco

El Abaco es un juego solitario de cálculo en el que combinando los números y las operaciones que se dan al comienzo de la prueba, se debe lograr un resultado exacto o lo más cercano posible.

Los números, tanto los del enunciado como el del resultado objetivo, pueden ser enteros, decimales o fraccionarios. Las operaciones pueden ser suma, resta, multiplicación, división y potencia.

El jugador formará las operaciones siempre con dos números y un operador, que darán como resultado un nuevo número. Estos resultados se podrán usar en otras operaciones. Para construir estas operaciones, deberá arrastrar tanto los números como las operaciones.

Para conseguir el número objetivo no es necesario usar todas los números disponibles, ni tampoco todas las operaciones.

Cada prueba, en función de la dificultad de la misma, tendrá un tiempo máximo diferente para resolverlo.

En caso de agotar el tiempo máximo de la prueba sin haber obtenido el número objetivo, se guardará como resultado el número más próximo obtenido durante la prueba.

Para la puntuación de la partida se tendrá en cuenta tanto el mejor resultado como la diferencia entre este número y el objetivo.